El museo en casa: Cambio climático

El cambio climático es una preocupación muy mediática, por lo que podemos verlo día a día en las noticias. El deshielo de los polos y su consecuente aumento del nivel del mar, medidas a favor de las energías sostenibles o renovables, incremento del CO2 atmosférico, etc.

Con este articulo queremos concienciarte, pero de otra manera. No buscamos la sobrecarga de información, sino desenmarañar la que  ya nos han dado, explicarla de manera sencilla y comprender lo grave que es este efecto dominó climático en el que vivimos.

 

¿Por qué es una realidad?

  1. El incremento de la temperatura global del planeta ha crecido aproximadamente 1.1º C desde finales del s. XIX
  2. Los océanos absorben gran parte de este incremento de temperatura. Los primeros 700 metros muestran un incremento de temperatura desde 1.969.
  3. Los polos han decrecido en masa cada año entorno a 150 km3 de hielo por año entre el 2.002 y 2.005. Además, las zonas congeladas permanentemente están perdiendo terreno debido a este calentamiento, incluso la nieve cubre menos zonas que antes.
  4. El nivel del mar ha crecido aprox. 20 cm en el último siglo. En las últimas décadas el crecimiento ha sido el doble que el resto del siglo.
  5. La frecuencia de eventos asociados a extremas temperaturas han crecido desde 1.950, mientras que los asociados a bajas temperaturas han decrecido.
  6. Finalmente, la acidez de los océanos ha crecido un 30%, relacionado con las crecientes emisiones de CO2 a la atmósfera las cuales que son absorbidas por éste. La cantidad de CO2 absorbido ha incrementado 2 billones de toneladas por año.

¿Cuáles son las consecuencias?

Hasta ahora hemos intentado demostrar cuáles son los efectos visibles. Pero, si seguimos sin hacer nada al respecto, las predicciones no nos deparan nada bueno. Las temperaturas seguirán creciendo debido a los gases que provocan el efecto invernadero, mayormente producidos por actividades humanas, y los efectos nos acompañarán a lo largo de este siglo y el siguiente.

Ambas imágenes son parte de la cordillera cerca del Parque Nacional Yosemite en California tomadas en junio 2.016 (izq.) y junio 2.017 (dcha.). Se puede apreciar como, en la misma fecha, la nieve cubre mucho más espacio en 2.016 que en 2.017. Un tercio del suministro de agua de California proviene de esta cordillera nevada. Imágenes tomadas por Operational Land Imager en Landsat 8. Fuentes: NASA Earth Observatory y el Departamento de Recursos Hídricos de California.

Por ejemplo, los tiempos sin nieve serán cada vez más largos, afectando al funcionamiento de los ecosistemas y a la agricultura. Además, los patrones de precipitación cambiarán, siendo menos constantes, creciendo desproporcionadamente en algunas zonas y desapareciendo en otras. Todo esto será acompañado de olas de calor más largas, huracanes más frecuentes y más intensos, la subida del nivel del mar de algo más de 1 metro para el año 2.100 y se espera que para mediados de siglo el océano Ártico se vuelva libre de hielo.

Las consecuencias podrían ser fatales si no hacemos algo al respecto antes de que sea demasiado tarde.

Moléculas efecto invernadero

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *